El trayecto hacia el consumo consciente : moda sostenible

Y tú, ¿cómo consumes?

Iniciamos una nueva sección en nuestro blog sobre el consumo consciente y cómo podemos adquirir hábitos para llevar una vida sostenible y responsable con el medio ambiente.  

 

Hoy hablamos con Miriam Repollés del market place Say Fair  de las marcas éticas y nos va a contar cómo ella se dio cuenta de que el consumo que hacía y nos va a explicar cómo hacer un consumo consciente de ropa. 

Para Miriam, un estilo de vida consciente, consiste en vivir de forma más reflexiva y optimizando nuestro tiempo con actos que realmente merezcan la pena. Es intentar, en la medida de lo posible, que cada compra que realicemos implique un impacto positivo, no solo en nosotros, sino también en el entorno.

¿Cuándo te diste cuenta del consumo que hacías? ¿Cómo podías aportar tu granito de arena? 

Me di cuenta de lo que consumía cuando vi que lo poco que ahorraba me lo gastaba en ropa. En ropa que posiblemente solo me pondría un par de veces. Unido a esto, no tenía hábitos muy saludables de alimentación y echaba mucho de menos las sobremesas con la familia que se vuelven eternas. Por eso, cuando regresé de Madrid, decidí comenzar un estilo de vida distinto que, por supuesto, pasa por modificar los hábitos de compra en todos los ámbitos: alimentación, moda, cosmética… Todo está relacionado. Una vez que te inicias en este estilo de vida, vas dando pasos, poco a poco, hacia una misma dirección.

¿Qué os llevó a crear el proyecto de Say Fair? ¿Y cuál es vuestro principal objetivo?

Nació al ver que no existían demasiados canales de venta para conocer marcas de moda ética. Por eso, nos pareció muy buena idea crear un marketplace para acoger a todas ellas.

Nuestro objetivo es mostrar otras alternativas dentro del sector textil y apoyar a las marcas que han nacido con principios éticos. Todas ellas tienen algún valor sostenible, ya sea social o medioambiental.

¿En qué consiste la moda sostenible? ¿Qué es lo que queréis comunicar?

La moda sostenible es aquella que consigue un equilibrio social, económico y medioambiental. Aquella que paga sueldos dignos a sus trabajadores, minimiza al máximo el impacto medioambiental en los procesos y además es viable económicamente.

"La sostenibilidad no es un objetivo específico, es el proceso de ir poco a poco cambiando nuestra mentalidad y en ese cambio de pensar, nuestros actos también se irán reorientando.. "

¿Cómo hacemos para concienciarnos y darnos cuenta que hay más alternativas de “compra” de moda?

Hay que tener inquietud y curiosidad. Si siempre vamos a las mismas tiendas es imposible que descubramos nuevas alternativas. Por eso es tan importante informarse de qué otras opciones ofrecen el mercado, hay que salir de la burbuja.

Estarás de acuerdo en que un mundo sostenible requiere formas distintas de consumo, además de la moda sostenible, ¿en qué más hábitos diarios podemos tomar consciencia?

En la cosmética, eligiendo productos con componentes naturales y sin parabenos. En el consumo de agua, reduciendo el gasto innecesario. En el consumo de luz, eligiendo fuentes de energía renovable. En nuestro tiempo libre, disfrutando más tiempo de la naturaleza y evitando sitios que nos empujen a consumir. En nuestra alimentación, incorporando más frutas y verduras y eliminando los productos procesados.

¿En qué momento crees que está ahora mismo nuestra sociedad? ¿Podemos cambiarlo entre todos?

Estamos despertando. Cada vez veo más gente que se cuestiona más el tipo de consumo que realiza. Empezó hace años con la alimentación ecológica, hace poco hubo un boom en la cosmética natural y ahora, en el sector textil, las grandes compañías se están poniendo las pilas para implementar mejoras en sus procesos de producción: mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores, reducir los tintes tóxicos de sus prendas o eliminar las pieles animales. Cambios que el mercado pide y que las empresas deben cumplir.

¿Qué consejos prácticos daríais para empezar a concienciarnos de que nuestros actos tienen consecuencias?

Un buen consejo es preguntarnos qué hay detrás de cada producto o servicio que consumimos. Y cuestionarnos si sus valores se corresponden con los míos.

La sostenibilidad no es un objetivo específico, es el proceso de ir poco a poco cambiando nuestra mentalidad y en ese cambio de pensar, nuestros actos también se irán reorientando.

¡Súmate al consumo sostenible!


Ahora bien, si necesitas ayuda entender y calcular tu factura de luz, haz click aquí

También te puede interesar...