La factura de luz en la empresa ¿Qué es la energía activa y reactiva?

La energía activa y reactiva, términos que generan dudas y vemos comúnmente en la factura de la luz

Si tienes una empresa, quizá en algún momento te habrás preguntado ¿Esto de la energía activa y reactiva que es? ¿Y por qué se incluyen en mi factura de la luz?  Si eres uno de estos, estoy aquí para intentar resolverte esta duda. ¡Allá vamos!

esferaluz-factura-luz-empresa

¿Para qué sirve la Energía activa y reactiva?

La energía activa es la electricidad que hace funcionar todos los aparatos conectados a nuestra red eléctrica. Esta energía viaja por el cableado y llega directo a nuestras tomas de corriente.

Por otro lado, encontramos, la reactiva. Como bien lo especifica su nombre, es la energía que tiende a generar reacción de ida y vuelta de manera sorprendentemente rápida. Es decir, alcanza al ir y venir 50 veces por segundo por nuestra red de suministro eléctrico.

Esta energía no tiene una utilidad como la activa, que genera calor y hace mover nuestros aparatos eléctricos, sino que se genera especialmente en instalaciones que cuentan con motores, bombas hidráulicas, ascensores, y otros dispositivos. Este tipo de aparatos causan un desfase entre la tensión y la intensidad de la energía, creando una fuga de energía que se devuelve a la red eléctrica.

¿Por qué cobran la energía reactiva si no se consume?

Aunque no estés encendiendo una lámpara ni moviendo un aparato electrónico, la energía reactiva se transporta por la red eléctrica, y ese transporte se cobra en nuestra factura. En las viviendas no se genera energía reactiva, pero muchas empresas tienen gastos extra por generar energía reactiva.

La solución que te propongo es fácil y efectiva, tienes que compensar esta energía para que haya una sustancial reducción de tu factura de luz. Este proceso se puede hacer instalando baterías de condensadores, que ayudan a minimizar la producción de energía reactiva que pueden provocar nuestros aparatos.

De esta manera, podemos concluir que al reducir al mínimo la energía reactiva lograremos ahorrar dinero, pero también es bueno que sepas que al mismo tiempo reducimos el impacto ambiental al no malgastar tanta energía.

La energía reactiva y el impacto ambiental

Mientras más usuarios produzcan energía reactiva, habrá mayor retorno de energía extra sin utilidad aparente, y el gasto energético se incrementará de forma innecesaria. Es por eso que los métodos de ahorro de energía reactiva también disminuyen las emisiones de CO2.

Por ejemplo, al cambiar las lámparas fluorescentes por lámparas LED, el consumo disminuye porque sólo se utiliza energía activa y no se genera energía reactiva. De esa forma, gastamos menos dinero en la factura de la luz y al mismo tiempo contribuimos a mejorar el medio ambiente.

De esta manera, podemos decir que conocer los métodos para producir menos energía reactiva forma parte de la iniciativa para cuidar nuestro planeta y lograr un consumo más consciente del recurso eléctrico.

Ahora que ya tienes una idea más clara, recuerda que puedes compensar la energía reactiva y hacer un buen uso de ella.

 

¿Tienes alguna duda sobre tu factura de luz, sea de empresa o vivienda? Pregunta lo que necesites y te responderemos.

También te puede interesar...

Deja un comentario