Los 3 pilares de la transición energética

Transición energética: el plan contra el cambio climático

A veces nos cuesta darnos cuenta de algo aunque lo tengas delante de los ojos, aunque te impida ver más allá. Es la consciencia. 

A veces no sabemos, no entendemos o no nos han enseñado la diferencia entre hacer las cosas de una manera o de otra. Y eso, cada vez más, lo estamos cambiando.

Ciertamente la sociedad es más consciente, de forma esperanzadora cada vez hay más movimientos en contra de la desinformación así como de los prejuicios, y a favor de las personas.

Entonces, ¿tenemos claro que esto del cambio climático nos afecta a todos y que todos somos responsables?

A continuación queremos explicar cada uno de los 3 pilares de la transición energética. Así, teniéndolo un poco más claro, ver en qué espacio podemos participar, aportar o solicitar que se lleve a cabo una solución para algo concreto.

Está en la suma de todos, el darle la vuelta a la tortilla.

Los 3 pilares esenciales de la transición energética son: electrificación de la economía, máxima integración de las renovables y aplicación de medidas de eficiencia energética.

Electrificación de la economía

Es uno de los mayores retos y supone descarbonizar la economía para después electrificarla.

La electrificación consiste en sustituir los combustibles fósiles por electricidad en todos los sectores. Los sectores del transporte, la industria y la edificación son los que están en el foco del cambio.

Siguiendo la hoja de ruta de la Agenda 2030 por el desarrollo sostenible, todas las piezas deben y debemos aunar energías para combatir el cambio climático y proteger el medioambiente. ¿Cómo? Utilizando otras formas de energía renovables y consumiendo menos.

Por parte de las empresas, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es su principal objetivo, así entonces la clave es consumir menos e impulsar la demanda de la energía renovable.

Por la parte de todos los consumidores, la movilidad eléctrica es la clave para frenar la contaminación. Por ello, los planes que impulsen el paso al vehículo eléctrico son imprescindibles: ayudas a la compra de vehículos eléctricos, puntos de recarga… es la llamada economía circular verde.

Finalmente, y siempre acompañando, la innovación, la digitalización y los modelos eficientes, son las herramientas clave para conseguir establecer un modelo de consumo racional, eficiente y sostenible.

Máxima integración de las renovables

La ley de Cambio climático y transición energética espera llegar en 2030 al 74% de la cuota de renovables de la generación eléctrica en España. Y fija como objetivo para 2050 que el 100% de la generación eléctrica sea renovable.

La integración segura de las energías renovables es uno de los grandes retos del sistema eléctrico debido principalmente a la limitada capacidad de interconexión con el resto de Europa continental y al tipo de demanda peninsular que es muy irregular.

Con la nueva interconexión con Francia se aumenta la capacidad de interconexión entre ambos países y así, se facilita la exportación de energía eléctrica cuando estamos limitados a cubrir las necesidades de producción de origen renovable. Aún así la interconexión es inferior a las directrices de la Unión Europea, debería ser al menos de un 10 % de la potencia instalada para 2020.

Por otro lado, la curva de la demanda peninsular es muy variable y depende de la época del año, el día de la semana, la temperatura y la diferencia en el consumo en las horas punta y valle. Es por ello que los productores de energía eléctrica deben funcionar en un sistema más exigente y con una mayor flexibilidad. 

El desarrollo de herramientas de gestión de la demanda (almacenamiento y vehículo eléctrico), la mejora de los sistemas de predicción y la adaptación tecnológica de los generadores son algunas de las soluciones propuestas por la REE (Red eléctrica Española).

 

Eficiencia energética

Como comentábamos anteriormente reducir el consumo de energía y consumir de fuentes renovables son los 2 conceptos que debemos tener en la mente todos, gobiernos, empresas y consumidores.

La buena noticia es que estando en el límite, aún estamos a tiempo de tomar conciencia y hacer o pedir cambios, aquí van algunos puntos clave para realizar un consumo sostenible:

  • Hogares más sostenibles
  • Reducir el consumo
  • Cambiar la iluminación
  • Mejores alimentos
  • Generar menos residuos y reciclar

Si quieres saber más, te dejamos este post que te va a interesar mucho y además tiene regalo si llegas a leer la segunda parte 😉

 

Por otro lado, podríamos estar pensando en energías limpias como alternativa energética, entonces te mostramos las siguientes:

  • Energía termosolar para calentar el agua
  • Calefacción de biomasa
  • Paneles solares fotovoltaicos para luz y electricidad
  • Energía eólica para uso doméstico
  • Baterías de almacenamiento
 

¿Qué hace Esfera Luz a favor de la transición energética?

En Esfera Luz llevamos años representando cientos de productores de energía solar pues no entendemos otro futuro en el que no dispongamos de energía renovable.

Para ello estamos y, representando a todos los productores que generan energía, la ponemos a disposición de nuestros clientes. De esta manera, impulsamos la demanda de la energía renovable. A mayor demanda, mayor necesidad de producción.

La energía que llega a nuestras casas viene de una red única y, entre todos, podemos conseguir que toda esa energía que va por la red, sea de origen renovable.

¡Súmate al consumo sostenible!


Si necesitas ayuda para calcularte tu factura de luz, haz click aquí

También te puede interesar...