Mi negocio también es verde, la sensibilización en una marca corporativa

Energía verde en un negocio para mejorar la marca corporativa

Como ya seguramente conozcas, cada vez son más los negocios con sensibilidad ecológica. Las marcas verdes no lo son por moda, sino porque realmente son sensibles a la necesidad de apostar por la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. En algunos casos lo han sido desde su inicio y en otros han llegado a ese punto a través de una evolución en paralelo a la sociedad.

Una marca corporativa verde:

  • Contribuye a construir un mundo mejor.
  • Ayuda a la concienciación ecológica y sostenible de la sociedad.
  • Da respuesta a la demanda de respeto medioambiental y buen aprovechamiento de los recursos del planeta de sus clientes.

Además, a esa sensibilización se le permite a cambio que las marcas verdes obtengan ventajas relevantes:

  • Mejoran su imagen de marca al ser percibidas por el público como concienciadas y responsables.
  • Generan más ingresos directos. Ante una oferta similar de su producto o servicio su mejor imagen ayuda a cerrar más ventas o contrataciones.
  • Aportan un valor extra a su producto y se posiciona como de interés para esas personas dispuestas a pagar más por la decisión de ser verde.
  • Reducen costes en operaciones como el packaging, el uso de energías sostenibles y otros aspectos de la cadena de producción o comercialización.

¿Qué debo hacer como marca verde para transmitir mi sensibilidad y conciencia ECO?

Tener sensibilidad no es suficiente si esta no se lleva realmente a la práctica. Como ejemplo te pongo el de muchos centros comerciales que instalan puntos de recarga para coches eléctricos, pero que llevados a la práctica estos no funcionan ni son mantenidos adecuadamente!! 

Por cierto, si tienes un coche eléctrico este artículo puede interesarte (link al post de tienes un coche eléctrico).

Además, una marca corporativa verde no podrá aprovechar sus beneficios si el público no es consciente de que posee esa característica. Por ello toda marca con esta sensibilidad debe tomar una serie de acciones. Estas deben ir encaminadas a ser más sostenibles y a dar a conocer su identidad verde.

Mostrar coherencia entre identidad verde y acciones corporativas es esencial.

Esto es clave porque de ello depende tanto la percepción eco de los clientes hacia tu empresa como también la confianza de estos hacia tu negocio. Por ello debes analizar a fondo tu negocio. Así podrás detectar qué cambios necesitas hacer para ser una marca verde y que tus clientes así lo perciban.

¿Algunos ejemplos de lo que puede hacer un negocio que quizá también puedas implementar tú mismo para tu empresa o a nivel individual?

  • Reduce plásticos y prefiere el uso de papel o cartón reciclado.
  • Minimiza los residuos que genera tu negocio.
  • Prefiere trabajar con proveedores verdes y cercanos para reducir la huella de carbono de tu marca.
  • Utiliza energía sostenible.
  • Conoce la sensibilidad de tus clientes para descubrir nuevas acciones que te ayuden a ser más Eco.
  • Ayuda a causas o proyectos que cuiden, protejan o mejoren el medio ambiente. E invita a tus clientes a formar parte de ellas. O crea tu propio proyecto de protección medioambiental.

La ejemplaridad es una obligación para una marca de este tipo. Se debe asumir como una exigencia propia y de los clientes a cumplir.

Comunicar tu identidad verde al público, clave para una marca verde

El público no puede valorar lo que no conoce. Que tus clientes y potenciales clientes perciban tu sensibilidad depende en gran medida de tu capacidad para comunicar esta. Por ello es muy importante para un negocio proyectar su identidad. Es necesario dar a conocer qué acciones realiza para contribuir a una sociedad más sostenible y respetuosa medioambientalmente.

Por ello es esencial que crees canales de información para el público en general y para tus clientes en particular. Algunos apropiados para una marca con esta identidad son:

  •  La web corporativa y blog de tu negocio o la App del mismo si dispones de ellas.
  • A través de boletines informativos por correo electrónico o acciones email marketing.
  • Haciendo mención a ello en espacios como el reverso del ticket de compra o en el propio packaging de la marca. O si se trata del sector retail en las bolsas de papel reciclado de la compra y en cartelería en el local.

Además de ser un negocio verde probablemente también eres consumidor de marcas verdes. ¿Qué aspectos valoras de ellas? ¿Crees que son aplicables también a tu propio negocio?

¡Súmate al consumo sostenible!


Ahora bien, si necesitas ayuda entender y calcular tu factura de luz, haz click aquí

También te puede interesar...

Deja un comentario