Smart energy, la tecnología y energías renovables para mejorar la eficiencia energética

Smart energy: las energías renovables y las nuevas tecnologías van de la mano

Uno de los conceptos más novedosos en cuestión de energías renovables y tecnología punta es la Smart Energy. ¿Has leído sobre ello? ¿Sabes en qué consiste y cómo pueden contribuir a mejorar la vida de las personas? Te descubrimos un concepto del que escucharás hablar mucho en los próximos años pues vienen a proporcionar grandes mejoras tanto en el ámbito económico como en el ámbito social.

La dependencia de las sociedades modernas de las fuentes de energía fósiles ha sido innegable durante décadas. Pero hay quienes ya se están ocupando de que esta se reduzca, favoreciendo el ahorro energético, el cuidado del planeta, el ahorro público y privado y la mejora del aire en ciudades y pueblos. La demanda energética en estas seguirá creciendo, especialmente a medida que los vehículos eléctricos se popularicen. Pero con el sistema Smart Energy la eficiencia será mucho mejor.

Tecnología punta y energías verdes se unen en el concepto Smart Energy. Esto no es sino el conjunto de tecnologías, aplicaciones y servicios que facilitan un rol más activo del consumidor y una mayor eficiencia energética. Por eso también se hace referencia a este concepto como la gestión inteligente de la energía.

Así, la adecuada gestión de la demanda en cada instante, la preferencia por las energías renovables, la creación de redes de energía inteligente y las tecnologías de almacenamiento de la energía verde, entre otros, mejoran la eficiencia energética en las urbes.

Precisamente la unión de las redes de energía inteligente y las energías limpias son los puntales básicos en los que se sustenta este sistema.

Pero ¿cómo funcionan las redes de energía inteligente?

El fin principal de estas es proporcionar al consumidor un servicio satisfactorio de la manera más eficiente y ecológica posible. ¿Pero cómo lo consiguen?

Este tipo de redes son capaces de calcular la demanda de energía en tiempo real. Gracias a la integración eficiente de las acciones que desean hacer todos los usuarios de la red crean un sistema energético sostenible y eficiente. Así equiparan oferta y demanda, evitando que se pierda la energía generada y no consumida.

Es importante destacar que la red entre productor de energía y consumidores es bidireccional y, según las necesidades, irá en uno u otro sentido.

¿Qué supone esto? Principalmente: 

– Un ahorro monetario muy relevante, entre otros motivos, por la buena gestión de la demanda energética y la reducción de los picos de demanda.
– Un mejor aprovechamiento de los recursos, generando energía limpia y haciendo buen uso de ella.
– Evita despilfarros, así como también evita generar más de la que se puede almacenar y aprovechar y permitiendo un adecuado reparto de la misma según las necesidades de los consumidores.

Diversas fundaciones, empresas y entidades están trabajando para convertir estos proyectos en realidades que se vayan implantando en las ciudades. Estas han estudiado en detalle los beneficios de este tipo de redes y entre ellas, destacan:

– Mayor rapidez en el restablecimiento de la electricidad tras alteraciones eléctricas de cualquier tipo.
– Máxima eficacia en la transmisión de la electricidad.
Reducción de la demanda pico de energía.

La Smart Energy permite, pues, grandes mejoras en materia de eficiencia energética, aprovechamiento de los recursos, protección medioambiental, servicio al consumidor y ahorro económico. Algo que interesa a pequeños y grandes consumidores y beneficia a la sociedad en su conjunto. Así que todo apunta a que en los próximos años el avance en la creación de redes de energía inteligente irá creciendo de manera progresiva, implantándose como el sistema preferente en las smart cities del futuro. Para ello el avance tecnológico y la apuesta por las energías renovables es esencial.

¿Conocías el concepto Smart Energy? ¿Qué ventajas crees que puede aportarte como usuario? ¿Y a la sociedad en su conjunto?

También te puede interesar...

Deja un comentario