Cómo ahorrar en calefacción en invierno: ¡Apunta estos 5 consejos y reduce tu consumo de energía!

Hoy 21 de diciembre le damos la bienvenida al invierno y no se nos ocurre mejor forma que daros 5 fáciles consejos para intentar reducir vuestro consumo energético en estos meses de frío. Según un informe del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), la calefacción supone casi la mitad (un 46% ) del consumo de energía de los hogares de los españoles. 

Aquí tienes nuestros consejos para ahorrar energía en invierno. Son muy fáciles, ¡toma nota! 

Seguro que has oído muchos de ellos, pero quizás no los pones en práctica porque piensas quizás que no son prácticos. ¡Te animamos a hacerlo! Pensarás que lo que más gasta es calentar la casa pero lo más difícil y lo más eficiente es mantenerla caliente.  Por eso, es importante seguir estos consejos para no malgastar la energía ni en consecuencia gastar más. 

  1.  ¡Persianas abiertas! La luz durante el día calienta tu casa. Ahora que empiezan  los días con menos horas de luz y bajan las temperaturas, lo que podemos hacer es intentar aprovechar al máximo las horas del sol. Por tanto, primer consejo básico: ¡durante el día, persianas subidas y que entre la luz!. Y por el contrario, de noche, cierra las  persianas y ventanas para que no se escape el calorcito que has logrado todo el día. 
  2. Abrigaditos sí, eficientes también. Es inevitable usar la calefacción  por mucho que nos abriguemos. Tampoco es eficiente ni para nuestro bolsillo ir en tirantes por casa. Como todo en esta vida, hay que usar el con sentido común. La temperatura ideal oscila entre los 19 y los 21 grados centígrados, según la IDAE. .  Enciende la calefacción sólo dónde vayas a estar, el resto de habitaciones las puedes mantener cerradas. 
  3. Antes de dormir, apaga la calefacción.  Es mucho más eficiente apagar la calefacción por la noche que mantenerla encendida. Cierto es que para recuperar la temperatura consumimos energía pero este consumo será algo más intenso pero durante menos tiempo, por eso resulta más eficiente apagar y volver a encender la calefacción.  IDAE, que aconseja “ajustar el encendido de la calefacción al horario real de ocupación de las viviendas y apagarla por la noche, ya que cuando estas acostado y arropado no es necesaria la calefacción”. 
  4. Ventila por la mañana. ¡Con 10 minutos es suficiente! Así ventilamos y no dará tiempo a enfriar mucho la casa ni las paredes ni el suelo. Eso evita la necesidad de consumir más energía de la necesaria para recalentar el aire. 
  5. Tu mejor aliado: el termostato. Con él, podrás planificar tus horas. Apagará y encenderá la calefacción de forma automática. 

Como ves, dedicarle un tiempo al aislamiento y ahorro de energía influye en tu factura de la luz. Recuerda, que escoger la tarifa eléctrica y la  potencia que mejor se adapte a tus necesidades es muy importante. Si quieres, te hacemos un estudio de tu factura actual totalmente gratuito. Tan sólo debes solicitarlo aquí y recibirás un análisis en 24 horas. 

Tags  

You Might Also Like

Comments (2)

Deja un comentario