Consejos para ahorrar electricidad si te vas de vacaciones

Llega el momento más esperado del año, ¡las merecidas vacaciones!  Todos aprovechamos estos días para relajarnos e intentar desconectar del día a día. Pero muchas veces se nos olvida que aunque estemos fuera, los electrodomésticos no se toman vacaciones y siguen consumiendo energía y esto nos afecta en nuestra factura de la luz.  Por tanto, te recomendamos que si vas a estar unos días fuera de casa sigas nuestros consejos de ahorro. 

Seguro que te has preguntado muchas veces, ¿por qué me llega este importe en mi factura sino he estado en casa ? Como sabrás, hay unos costes fijos y otros variables. ¡Te lo explicamos!

La parte fija de la factura corresponde a la potencia contratada. Siempre tendrás que pagarla si has hecho uso de la energía o no. Por eso te recomendamos que tengas siempre la que necesites porque pagar de más es tontería. Y, por otro lado, está la parte variable, la del termino de energía. Esta varía si consumimos más o menos. Es aquí dónde podemos hacer algo cuando nos vamos de vacaciones. Y luego, están los impuestos y costes regulados que son fijos también. 

Te damos unos prácticos consejos para dejar tu casa preparada para las vacaciones. Así tu factura durante estos días será mucho más baja. ¡Toma nota!

  1. El frigorífico. ¿Sabes que este electrodoméstico consumo más del 30% de la electricidad de tu casa? Lo ideal sería desenchufarlo para que no consuma nada. Si vas a estar fuera más de una semana, saca todos los alimentos y dejarla con la puerta abierta para evitar malos olores. Así te aseguras un consumo 0. Si te da pereza, lo que puedes hacer poner el termostato en la posición menos fría posible. Así conversas los alimentos y consumirás menos energía.
  2. ¡Acuérdate del consumo fantasma! O también llamado stand by. Aunque no les demos uso, la mayoría de electrodomésticos siguen consumiendo energía. Se calcula que entre el 7% y el 11% de media es consumo fantasma según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE).  
  3. ¿Tienes termo eléctrico? Apágalo. Te recomendamos que apagues por completo el termo eléctrico. Es un gasto innecesario si no vamos a estar en casa. Durante el año, lo mejor sería que usaras un contador y tenerlo activado sólo las horas que sabes que vas a necesitar agua caliente. Así reducirás tu factura eléctrica.
  4. Desactiva el cuatro eléctrico. Por último, si queremos lograr un ahorro total, la mejor opción es apagar los plomos. De este modo, nos aseguramos que no haya absolutamente ningún consumo eléctrico y podríamos consumir un ahorro añadido del 10% respecto al consumo en caso de no bajarlos. Si eliges esta opción, te aconsejamos que vacíes la nevera.

¿Tomas estas medidas? ¿Tienes algún truco más para ahorrar? ¡Cuéntanoslo aquí! Déjanos un comentario. Si quieres que analicemos en detalle y te digamos si puedes optimizarla, aquí nos puedes solicitar un estudio de tu factura totalmente gratuito.  

Tags  

You Might Also Like

Deja un comentario